domingo, 16 de abril de 2017

MUCHA LUCHA ENTRE EL REAL JAÉN Y EL MURCIA, CON EMPATE FINAL



34ª Jornada (16-4-17) 
REAL JAÉN – 0. MURCIA - 0
REAL JAÉN: Felipe Ramos; David Ordóñez, Mario Ramón, Alex Carmona, Nando, Óscar Quesada, Víctor Andrés (Álvaro Aguado), Fede, Rafa Mella, Vitu (Trujillo) y Santi Villa.
MURCIA: Simón; José Ruiz, Pumar (Juanjo), Golo, Josema, David Sánchez, Rayco (Roberto), Armando, Guardiola, Benito (Isi) y Víctor Curto.
Árbitro: Sr. Escriche Guzmán (Valencia).

El partido entre el Real Jaén y el Murcia se podría reducir en tres palabras: “lucha, lucha y lucha”, ya que eso fue lo que desarrollaron ambos equipos sobre el terreno de juego, puesto que no hubo control del balón, no se hicieron grandes ni largas jugadas, tan solo se trataba de tener el balón lejos del área propia y si en alguno de esos balones largos se podía pillar algo, pues mejor. Tan solo hubo tres ocasiones de gol, dos por parte jiennense y una por parte pimentonera, por lo que podríamos decir que si los tres puntos se hubiesen concedido por las mismas, el vencedor debió ser el Real Jaén.

Gran número de aficionados murcianos en las gradas
  
Con una gran representación de la afición murciana en las gradas de preferencia, se jugó un primer tiempo en el que ninguno de los dos equipos lanzó con algún peligro a la meta rival. Ni los que venían con fama de goleadores (Víctor Curto y Guardiola) ni nuestro pundonoroso Vitu, que se partió el alma pero que frente a la puerta rival fue nulo, ni tampoco Santi Villa, aunque también lo intentó, hicieron daño a las metas rivales, que solo cogieron el balón para sacar de puerta.

Parecía que el segundo periodo iba a ser otra cosa, ya que en dos jugadas parecidas, el balón rondó la meta rival; la primera fue del Murcia, en un despiste de la defensa blanca que creyó que los delanteros estaban en fuera de juego, Rayco centró demasiado fuerte y Víctor Curto, solo en el área, no llegó al balón; algo parecido pasó cuatro minutos después en un centro sin rematadores de Vitu. Mediado este segundo periodo llegaron las dos mejores ocasiones jiennenses, la primera en un gran centro pasado de Santi Villa que Fede remató y Simón respondió con una gran intervención; la segunda fue al poco de entrar Álvaro Aguado, el cuál se fue escorando fuera del área y cuando tuvo hueco lanzó pegado al poste y de nuevo Simón tuvo que echar el balón a córner. Y aquí acabó todo, mucha lucha y empate sin goles final.


No hay comentarios:

Publicar un comentario