domingo, 1 de marzo de 2015

LAS GANAS NO FUERON SUFICIENTES ANTE UN UCAM MURCIA QUE NO MERECIÓ LA VICTORIA



27ª Jornada (1-3-15)
REAL JAÉN – 1. UCAM MURCIA - 2
REAL JAÉN: Toni García; Joel, José Cruz (Nando), Fran Miranda, Alex Cruz, Óscar Quesada, Borja Prieto (Pedrito), Sergio Molina (Fede), Sutil, Montero y Santi Villa.
Gol: Óscar Quesada.
UCAM MURCIA: Escalona; Góngora, Javi Hernández, Fran Pérez, Tekio, Checa, Nono (Bello), Chavero, Piojo (Víctor), Javi Gómez (Titi) y Hugo Díaz.
Goles: Hugo Díaz y Titi.

Árbitro: Sr. Escriche Guzmán (Valencia).

Un equipo con mucho oficio y gracias a un enorme error defensivo en el primer gol y falta de resolución defensiva en el segundo, hizo que pudiese llevarse los tres puntos de La Victoria de una forma injusta, ya que el equipo jiennense, al menos, puso intensidad y ganas, teniendo dos o tres claras ocasiones de gol, aunque hay que pedirle más juego y peligro ante el área contraria.

Con más público del habitual, al equipo se le veía otra actitud, pero se le notaba el nerviosismo, lo que hacía que se perdiesen muchos balones. Con la novedad de Sutil, que lo intentó todo, buscando y pidiendo siempre el balón, el Real Jaén intentaba elaborar juego, pero cuando llegaba al área contraria se difuminaba como un azucarillo. En el minuto 26 hay una falta de entendimiento entre Toni García y José Cruz, lo que deja el balón en los pies de Hugo Díaz, que hace el 0-1. A partir de entonces el equipo murciano se va atrás y comienza a perder tiempo, viendo que el equipo blanco no lograba llegar con peligro a la meta de Escalona. En el minuto 33 hay un gran lanzamiento, desde fuera del área, de Alex Cruz, que escupe el larguero; y cuatro minutos después, Sergio Molina remata fuera de cabeza.

Al poco de comenzar el segundo periodo, hay una falta al borde del área, que lanza perfectamente Sutil, y el meta murciano hay una gran parada; y en el minuto once hay un lanzamiento de Sutil, el balón da en un defensa y queda muerto, lo recoge Óscar Quesada que lo manda a la red. Se anima tanto el equipo como la afición, pero el equipo, aunque lo intentaba y buscaba las entradas por las bandas, solo hubo un par de remates, uno fuera y otro a las manos del portero visitante, de Montero, que desde hace varias semanas no se encuentra en su mejor momento. Y cuando parecía que los equipos se conformaban con el reparto de punto, los locales porque no podían más y los visitantes porque fueron muy conformistas, hay un balón perdido, que recoge Titi y se mete en el área, y ante la pasividad de los defensores se presenta ante Toni García, al que bate por bajo. Hasta el final, tan solo intentos pero sin ningún efecto. Cuando el colegiado señaló el final, los aficionados se volvieron hacía el palco pidiendo la dimisión.


No hay comentarios:

Publicar un comentario