sábado, 21 de febrero de 2015

UN PUNTO EN LOS CÁRMENES, TOTALMENTE INSUFICIENTE PARA LAS ASPIRACIONES JIENNENSES


26ª Jornada (21-2-15)
GRANADA B – 0. REAL JAÉN – 0
GRANADA B: Dimitriesvki; Alex Carmona, Sergio Martín, Marcelo, Fran Morante (Diego), Medina, Boatenkg, C. Bravo (Luizinho), Clifford Aboagye (Machís), Wilson Cuero y Nico.
REAL JAÉN: Toni García; Joel, Dani Torres, José Cruz, Alex Cruz, Óscar Quesada, Borja Prieto (Pedrito), Sergio Molina (Fede), Brian, Montero y Santi Villa (Sutil).

Árbitro: Sr. Hernández Maeso (Extremadura).

Si este partido se hubiese jugado al comienzo de la temporada, podríamos haberlo titulado como el gran punto logrado por el Real Jaén ante uno de los candidatos al playoff, pero a estas alturas es muy poco lo logrado, ya que cada vez quedan menos jornadas y además se está negado ante el gol, ya que no se contabilizó ninguna ocasión clara de gol y ya son cuatro jornadas son ver puerta, lo que es poco bagaje para aspirar a jugar los playoff.

El Granada B salió a por todas con una gran velocidad, dinamismo y cambios de posiciones, lo que ha hecho que el Real Jaén pareciese un equipo de inferior categoría ante la avalancha de los locales, que parecía que se iban a llevar el partido de calle; a partir de la mitad de este periodo, el Real Jaén comenzó a asentarse en el partido y, aunque no llegó a la meta de Dimitriesvki con peligro, comenzó a hilvanar alguna de otra jugada y se sacudió el gran dominio de los locales. En los minutos 6 y 10, tuvo el Granada B sus mejores ocasiones, ambas protagonizadas por Nico, en la primera lanzando al poste y la segunda que fue neutralizada por Toni García (que fue el mejor del Real Jaén) con una gran parada. En la segunda media parte de este periodo solo llegó en Real Jaén con peligro en un remate de José Cruz, pero se le señaló falta en el salto; mientras que el Granada B tuvo otra ocasión en el minuto 42 en un disparo de Clifford Aboagye, que de nuevo para con el pie Toni García.

Segunda parte muy distinta a la precedente, ya que el equipo jiennense, aunque dominó, no llegó con peligro a la meta rival, y en este periodo el Granada B tampoco, aunque cuando quedaban siete minutos pudo llevarse la victoria en un balón suelo en el área jiennense, que cazó Wilson Cuero y, de nuevo, Toni García tuvo que salvar al equipo. Lo único bueno de los dos últimos encuentros es que el equipo se afianza en defensa, pero punto a punto no llegaremos al objetivo que tener opciones de jugar por el ascenso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario