lunes, 25 de agosto de 2014

EL CÁDIZ, EL SÁBADO A LAS 20,30 HORAS


El Colegio de los Hermanos de la Doctrina Cristiana San Miguel, conocido popularmente como La Mirandilla, una institución arraigada en Cádiz crea en durante 1916 un equipo al que denomina Mirandilla F.C. , que a partir de los primeros años veinte se inscribe en la Federación Sur para competir a un nivel más organizado y participa en Segunda Categoría ya la temporada 23/24.


La S.C.D. Mirandilla F.C. decide en asamblea celebrada el 24 de junio de 1936 cambiar de nombre y adquirir el de la ciudad que representa, pasando a ser denominado Cádiz Foot-ball Club, siendo elegido Antonio Sánchez como presidente.


Es en la temporada 39/40 cuando reemprenden sus actividades, participando en el campeonato de Segunda División al ser invitados por la FEF al tratarse de una capital. En la campaña 40/41 son octavos y en la 41/42 terceros. Desde este momento inician un descenso deportivo debido a la gran crisis económica que padece el club amarillo ahogado en un mar de deudas, pero milagrosamente la entrada de nuevos directivos acaudalados como Isaías Monforte y Eugenio Fuentes junto a la colaboración del Ayuntamiento, se corrobora con el fin del pacto y la posibilidad de restitución del nombre de Cádiz Club de Fútbol. En la temporada 44/45 se obtiene un ascenso a Tercera División. Tras el ascenso se trazan como meta el alcanzar la Segunda División, pero el reto le es esquivo y ya en la 46/47 tras ser segundos de grupo, no consiguen sobrepasar la Fase Intermedia al ser quintos de un total de ocho participantes.


Tendrán que pasar nada menos que ocho temporadas para intentarlo de nuevo y conseguirlo, pues en la campaña 54/55 obtienen el Campeonato con Diego Villalonga en el banquillo. Este ascenso viene acompañado de la inauguración del nuevo Estadio Ramón de Carranza el 3 de septiembre de 1955 frente al C.F. Barcelona con resultado final de 0-4, y de la implantación del no menos famoso Trofeo Carranza, de gran prestigio nacional. Deportivamente lo que resta de los años cincuenta pasa sin pena ni gloria.


La década de los años sesenta se caracteriza por sus altibajos deportivos, pues combina algunas campañas, caso de las 60/61 y 62/63, en las que casi alcanza el ascenso a Primera División, con otras en las que pasa muchos apuros para mantenerse, caso de la temporada 64/65.


En la década de los años setenta el club amarillo se asienta en Segunda División. Pese a unos inicios titubeantes, pronto encuentra la estabilidad necesaria para intentar el asalto a la Primera División, objetivo que alcanza en la temporada 76/77 con Enrique Mateos el técnico del éxito. Sin embargo la aventura gaditana sólo dura la temporada 77/78 al concluir decimoctavo y último tras una decepcionante. El tramo final de los setenta lo finaliza con dos sendos octavos puestos en Segunda División.

La década de los años ochenta va a ser la mejor de la historia del club gaditano, ya que se convierte en la de mayor presencia de los amarillos en Primera División. Pero tal periodo lo podemos clasificar en dos grandes grupos; un primero en el que el Cádiz C.F. se convierte en un equipo ascensor, tan pronto ganando como perdiendo la División de Honor a las primeras de cambio. El segundo viene marcado por la supervivencia en Primera División durante el segundo lustro de los ochenta, caracterizándose por salvar la categoría in extremis en gran parte de ellas y alcanzando tintes de gestas heroicas por lo complicado de las mismas. Son los tiempos de Manuel Irigoyen en la presidencia y la de grandes futbolistas que marcan toda una época como Mágico González, Juan José, Carmelo, Cortijo, Francisco, Mejías, Quevedo o Barla, teniendo como entrenador a David Vidal entre otros.


En los años noventa continúa con la misma tónica del tramo final de los ochenta, luchando por sobrevivir entre los grandes, pero después de tanta lucha épica y de tanto llevar el cántaro a la fuente, exhausto llega el inevitable descenso a Segunda División en la temporada 92/93 tras ser decimonoveno en Liga. La desgracia del conjunto amarillo no cesa ahí, ya que una pésima campaña en la temporada 93/94 les lleva a ser últimos en la categoría y a descender irremediablemente a Segunda División B. 


El inicio del nuevo siglo trae bajo el brazo el campeonato de la edición 00/01 en Segunda B. Cuando todo parecía propicio para el ascenso a Segunda División pero elel Club Gimnàstic de Tarragona es el que asciende. Tan deseado logro no tarda en llegar y por fin en la temporada 02/03 lo consigue. El ascenso de la entidad gaditana es imparable y un par de temporadas le bastan para alcanzar la Primera División al término de la campaña 04/05 cuando se proclama brillantemente campeón de Segunda División con unos grandes registros de la mano del técnico Víctor Espárrago.


La imparable afición amarilla apoya incondicionalmente a su equipo durante la campaña 05/06 en Primera División, sin embargo, la falta de gol y los malos resultados en casa son demasiada losa para una plantilla que acaba descendiendo a la categoría de plata tras ser decimonovenos. En la campaña 06/07 queda quinto y tras una gran remontada en la segunda vuelta a punto esta de ascender, faltándole algunos partidos para conseguir tal objetivo. Sin embargo, en la temporada siguiente 07/08, el equipo entra en una dinámica muy peligrosa de derrotas y falta de puntuación que lo lleva a verse abocado a la Segunda División B casi de forma inexplicable.

El paso por la categoría de bronce durante la campaña 08/09 es triunfal y el club amarillo conquista la primera plaza, superando en la Primera Eliminatoria de la Fase de Ascenso al Real Unión Club de Irún, consiguiendo el ascenso a Segunda División A. Sin embargo, su vuelta a la categoría de plata no resulta tan halagüeña y los gaditanos se sumergen nuevamente en el abismo

La temporada 10/11 se inicia con la obligación de promocionar y poder ascender, quedando cuarto clasificado en un grupo complicado donde nada es fácil. En la Promoción no tiene fortuna. En la edición 11/12 se proclama brillantemente y con holgura Campeón del Grupo IV y accede a la Fase de Campeones donde es superado por el Real Madrid Castilla; 0-3 en casa y 5-1 en Madrid. Esta eliminación le autoriza a continuar su lucha la definitiva eliminatoria es superado por el C.D. Lugo tras perder 3-1 en la capital gallega y después de imponerse 3-1 en casa, cayendo desde la tanda de penaltis ante la desesperación de sus seguidores.

Al no conseguirse el objetivo la temporada 11-12, hubo de remodelarse la plantilla, y dejar fuera a alguno de los jugadores caros y que habían dado poco rendimiento, produciéndose una buena cantidad de fichajes sin tanto relumbrón, pero no le dio ni siquiera la clasificación para los playoff.

En la pasada temporada se consiguió el objetivo mínimo, jugar por el ascenso, pero como 4º clasificado, lo que llevó a jugar contra el Hospitalet, no pasando de la primera eliminatoria.

En esta temporada han echado la casa por la ventana, formando un equipo destinado al ascenso, otra cosa sería un gran fracaso. Y así también lo ha entendido la afición, que de nuevo ha apoyado al club haciéndose más de 11.000 aficionados socios del mismo. De la mano de Antonio Calderón, el club ha obtenido buenas cesiones (Migue Montes, Arregi, Garrido, Kwame, Jona y Navarrete), además ha realizado fichajes, como los exjiennenses Servando, Juanma Espinosa y Fran Machado, el alavesista Óscar Rubio, el exilicitando Mantecón, por el que pagó 300.000 €, además de la vuelta del veterano meta Aulestia, tras pasar una temporada en el Hércules.

Ha comenzado bien el equipo amarillo, ya que en la anterior jornada se deshizo fácilmente del Betis B, en un partido en el que mojó Jona, y tuvieron sitio en el equipo los otros exjiennenses, aunque Fran Machado no saliese como titular. En la pretemporada también ha cuajado buenos encuentros, como cuando le jugó de tú a tú al At. Madrid en el Trofeo Carranza, o los empates con el Córdoba y Recre.

En lo referente a los enfrentamientos entre ambos equipos, el resultado es favorable al equipo blanco y si vemos los resultados de las dos últimas décadas en La Victoria, el resultado ha favorecido en muchas más ocasiones al cuadro blanco que al gaditano.


No hay comentarios:

Publicar un comentario