lunes, 1 de julio de 2013

SE CONSIGUIÓ EL TAN ESPERADO ASCENSO

Se consiguió, no sin mucho sufrimiento en el final del encuentro cuando de haber podido ganar en un penalti fallado por Santi Villa, el Huracán tuvo una doble clara ocasión de marcar que le hubiese dado el ascenso.
Con un estado completamente lleno (se vendió todo el aforo), la Victoria era una fiesta desde bastante antes del comienzo del partido. Se rezumaba alegría y al mismo tiempo miedo a no conseguir lo que tanto se había buscado. Comienza el encuentro con un Huracán buscando el gol, ya que el resultado que tenía no le servía, pero el Real Jaén pronto tomó el mando del partido y en el minuto 10 hay una gran jugada del Real Jaén que culmina Santi Villa con un lanzamiento alto, cuando estaba en inmejorable posición. Después se produce un peligroso contragolpe del equipo valenciano y Morgado lanza al lateral de la red. Poco después Fran Machado penetra en el área y le quita el balón Akapo en posible falta. No hay muchas más jugadas de peligro en este periodo. 
En la continuación se estira algo más el Huracán, pero sin llevar peligro a la portería de Toni García, que solo tiene que intervenir en alguna salida. El Real Jaén comienza a echarse atrás, hasta que Manolo Herrero lo hace definitivo con el cambio de Dani Torres por Mario Martos, con el fin de contrarrestar la entrada del espigado Fabiani. Y llegamos a los últimos minutos donde pudo pasar de todo, comenzando en el minuto 43 por una falta por mano de Omar, que el expulsado por doble amarilla; lanza la falta Santi Villa y el balón da en la mano de otro defensor dentro del área, siendo el mismo expulsado y señalando el colegiado el correspondiente penalti, que es lanzado por Santi Villa a la base del poste. Un minuto después hay un despeje de la defensa rojilla, un toque de cabeza de Fabiani que deja solo a Amarilla, se va de Toni García y pasa a Fabiani que lanza y saca el balón desde la misma línea Raúl Gaitán y después un delantero visitante lanza fuera. Poco después se acaba el partido que lo mismo se podía haber balanceado hacia un lado o el otro y esta vez fue hacía el Real Jaén. La alegría fue inmensa, los aficionados saltaron en masa al césped para abrazar a esta inmensa plantilla que se lo ha dejado todo en el mismo por unos colores y una afición. Gracias a todos por hacernos felices.


No quiero terminar esta crónica sin felicitar a los aficionados valencianos que acompañaron a su equipo por su gran deportividad, aplaudiendo y animando a su equipo, pero aplaudiendo al final también al Real Jaén.


No hay comentarios:

Publicar un comentario