domingo, 28 de abril de 2013

EL REAL JAÉN NO PUDO CON UN BUEN MELILLA Y PERDIÓ SU PRIMER PARTIDO EN CASA

En una mañana muy fría y lluviosa, el Real Jaén se las prometía muy felices tras realizar un buen primer tiempo, con un gol tempranero y dos grandísimas ocasiones de gol, pero llegó el segundo periodo y el Melilla, al contragolpe, hizo dos goles y pudo hacer alguno más, mientras que el equipo jiennense no pudo con el equipo norteafricano en ningún momento, aunque a los puntos y teniendo en cuenta las ocasiones, el empate hubiese sido un resultado más justo.


Nada más comenzar el encuentro, aún no se había cumplido el minuto uno, cuando un centro de Israel Jerez, lo remata Fran Machado fuera, pero al parecer o hubo empujón del defensor melillense a la hora del remate o una mano, el caso es que el colegiado señaló la máxima pena, que fue ejecutada excelentemente por Santi Villa que podía por delante al equipo jiennense en el marcador. El Real Jaén controlaba bien a una Melilla que intentaba tocarla y que se acercaba, aunque sin peligro, a la meta de Toni García, salvo en un centro muy peligroso en el minuto 10 y algunos tiros lejanos. Mientras tanto, el Real Jaén dispuso de dos grandes ocasiones, la primera cuando se internó Fran Machado, rompiendo el fuera de juego, da el pase de la muerte de Migue Montes y su disparo es repelido entre el meta Munir y un defensor; la otra ocasión fue muy parecida en la ejecución final, salvo que vino precedida de un error de Munir, y volvió a centrar Fran Machado y Santi Villa, solo, lanzó fuera.

Tras el descanso, el Melilla salió más centrado y a los tres minutos tuvo la primera ocasión, al rematar Chota un saque de esquina y despejar Toni García. Dos minutos después, César Díaz gana por velocidad a Nino y se planta ante Toni García que le bate por bajo. Sigue dominando el Melilla, pero en torno al cuarto de hora tiene Fran Machado una grandísima ocasión que es neutralizada por el meta Munir, que hace una gran parada. Hay un par de remates flojos de Migue Montes antes de que Andrés Sánchez disparase desde más de 30 metros y el balón llegase al fondo de la meta jiennense, fue un jarro de agua fría, del que ya no se repondría el Real Jaén, que aunque siguió atacando no lo hizo con la suficiente claridad como para darle la vuelta al marcador o al menor conseguir el empate. Tan solo cuando finalizaba el partido hubo un fuerte disparo de Mario Martos que salió fuera por poco.



No hay comentarios:

Publicar un comentario