miércoles, 7 de noviembre de 2012

EL DOMINGO A LAS 11,30 VISITA LA CIUDAD DEPORTIVA DEL SEVILLA AT.

La directiva hispalense se plantea qué hacer con el filial, si desvincularlo o incorporarlo a la estructura del club y finalmente el 1 de agosto de 1960, tras varias reuniones, el C.D. Puerto es asimilado totalmente por los sevillistas haciéndolo propio, cambiando de denominación, sede social y, pasando a ser conocido como Sevilla At. CF adoptando un nuevo escudo y uniforme, el cual se convierte en camisa blanca con banda diagonal en rojo y pantalón negro, prenda esta que en los últimos sesenta permuta a blanco.

Son nuevos tiempos y el recién nacido Sevilla Atlético C.F. pisa fuerte en Tercera División conquistando la Liga 60/61. En la temporada 61/62 repite título en su categoría, consiguiendo ahora sí el merecido ascenso a Segunda División de la mano de Diego Villalonga tras eliminar a C.D. Tarrasa y C.D. Lugo.

El Sevilla Atlético C.F. debuta en la categoría de plata en la campaña 62/63 dentro del grupo Sur, realizando un torneo mediocre en el que obtiene ocho derrotas y seis empates, escaso bagaje para continuar en la misma y finalizando decimoquinto. Descendido a Tercera División renueva su plantilla y tras un par de temporadas alcanza el subcampeonato en la edición 65/66. En la temporada 67/68 realiza un gran torneo y es subcampeón, pero el descenso del Sevilla C.F. a Segunda División impide su participación en la Fase de Ascenso.

La década de los años setenta la inicia vistiendo completamente de blanco, siendo convulsa y presentando altibajos, pues tras tres temporadas en Tercera División desciende a Preferente en la 72/73 como colista. Tres años en el purgatorio de Regional y el club asciende a Tercera División, consiguiendo ser décimo en la temporada que se crea la nueva categoría de Segunda División B. El filial sevillista consigue entrar por los pelos en esta y durante las últimas campañas de esta década milita en dicha categoría, abandonándola en la 79/80 tras ser decimoctavo.

Si complicados son los setenta, en los años ochenta el ascenso se convierte en objetivo prioritario y en una utopía durante gran parte de estos, pues el Sevilla Atlético C.F. pese a sus conquistas ligueras no consigue rematar la faena. En la campaña 80/81 es Campeón pero cae ante la U.D. Telde. En la 82/83 repite campeonato y elimina al C.D. Manchego; cayendo en la Final ante la U.D. Figueras. En la campaña 83/84 nueva frustración, ahora frente al Orihuela Deportiva C.F. En el cuarto intento, campaña 85/86, también sucumbe. El ascenso a Segunda División B se consigue a la quinta siendo como en las ediciones anteriores Campeón, pero ahora gracias a la ampliación que experimenta la Segunda División B, la cual pasa de un grupo único a cuatro. En la temporada 88/89 a punto esta de ascender a Segunda División.

El trasiego de jugadores hacia la primera plantilla y la pérdida de potencial hacen que en la campaña 90/91 pierdan la categoría y desciendan a Tercera División. Sin embargo el paso por esta es breve y al término de la 91/92 consiguen ser campeones de Liga y Promoción, superando en su grupo a C.P. Cacereño, Iliturgi C.F. y Gimnástico C.F., de Alcázar. En 1990 la RFEF modifica su Reglamento General incluyendo la nueva Ley del Deporte 10/1990. 

El Sevilla Atlético Club se disuelve en el verano de 1991 y desaparece como club, pasando a ser equipo dependiente y adoptando el nombre de Sevilla B, respetándose la plaza y categoría disfrutadas hasta el momento del cambio.

A partir de entonces el conjunto amateur sevillista obtiene unas clasificaciones aceptables en la categoría de bronce, resultando sorprendente el segundo puesto logrado al término de la campaña 98/99. En la campaña 99/00 el Sevilla F.C. B es desmembrado y como consecuencia pierde la categoría al ser decimonoveno.

En la primera década del nuevo siglo el Sevilla F.C. B experimenta un notable ascenso deportivo que comienza con la consecución del Campeonato 00/01 y el paso a Segunda División, además de una permanencia sosegada en esta categoría en las temporadas 01/02 y 02/03. A partir de 2003 el equipo lucha por militar en Segunda División como lo hiciese en los sesenta no teniendo suerte en sus primeras tentativas. En verano de 2006 el club solicita a la RFEF permiso para modificar el nombre del equipo dependiente, aceptando esta y adoptando el de Sevilla Atlético, en un claro intento de retomar los origenes del equipo. El ansiado ascenso llega en la campaña 06/07 cuando se proclama Campeón de Liga y en la Fase de Ascenso elimina a la Universidad de L.P. de G.C. C.F  y Burgos C.F.

Con Manolo Jiménez en el banquillo se reestrena en la categoría de plata durante la campaña 07/08 consiguiendo un magnífico octavo puesto y siendo la revelación del torneo, cuajando grandes partidos y sonrojando a más de uno de los grandes. En la campaña 08/09 pierde enteros y no se refuerza, terminando colista y descendiendo a Segunda División B.

Renovada su plantilla en un alto porcentaje, la temporada 10/11 es más satisfactoria puesto que se alcanza el subcampeonato de Liga tras un poderoso Real Murcia C.F. SAD. En la Promoción supera en Primera Eliminatoria al Real Unión Club, pero sucumbiendo en la Segunda ante el C.D. Guadalajara SAD.

El Sevilla Atlético de Ramón Tejada (4 temporadas al mando) inicia el curso deportivo 12/13 con una renovación del grupo importante. Futbolistas claves de los últimos años han cumplido ciclo, por lo que han tenido que cambiar de aires. Son los casos de Luis Alberto (Barcelona B), Hiroshi (Eupen belga), Dani Jiménez (Mirandés), Deivid (Las Palmas), Hugo (Osasuna Promesas) y Jairo Caballero (Melilla).


La reconstrucción de la plantilla busca claramente un rejuvenecimiento del equipo con la incorporación de jóvenes talentos del Sevilla C como son los metas Néstor y Sergio; los defensas Manu y Juanan; los centrocampistas Luismi, Jony, Joaquín y Cotán; y los delanteros Gonzalo y Juanfran. Además de los llegados de otros equipos como son el chileno Rabello (Colo Colo) o el inglés Alban (Arsenal).

Respecto de la pasada campaña continúan  el meta Julián; los defensas Atienza, Israel Puerto y Samuel de los Reyes; los centrocampistas Jozabed, Alfaro, Salva y Alberto Moreno; y los delanteros Jairo Morillas, Menudo y Álex Rubio.

En general, un grupo muy joven al que no se le exige metas elevadas como sí sucedía con los anteriores.


La trayectoria del Sevilla At. ha tenido un sentido ascendente, siendo mucho mejor fuera de casa que en la Ciudad Deportiva, ya que fuera ha conseguido cuatro victorias y tan solo dos derrotas, mientras que en casa tan solo ha ganado un partido, ha empatado dos y perdido otros dos. Ha marcado 13 goles y ha recibido 12. Sus máximos goleadores son Alberto Moreno, Alex Rubio y Jozabel con dos goles cada uno.

En cuanto a las estadísticas de los enfrentamientos entre el Sevilla At. y el Real Jaén están muy repartidos los tres resultados, aunque en la última década han sido más favorables el equipo jiennense.


No hay comentarios:

Publicar un comentario