domingo, 23 de octubre de 2011

REAL JAÉN-0. BETIS B-3. RESULTADO ENGAÑOSO

Después de haber analizado el encuentro, tengo la sensación de que el equipo jiennense perdió el encuentro en el libre indirecto señalado por el colegiado en el minuto 12. La secuencia es la siguiente: Hay un lanzamiento a puerta de un jugador del Betis B, Toni García rechaza el balón con las manos y como no había ningún rival acosándole, se levanta y controla el balón con el pie hasta el borde del área donde lo coge. El árbitro señala libre indirecto y cuando los jugadores jiennenses están entre colocándose y protestando, un jugador bético saca en corto a Agudo y éste lo manda a la red (esto último fue una inocentada de los jugadores blancos). Yo tengo mis dudas en lo señalado por el árbitro, por lo que dice el reglamento, que es lo siguiente: “Se concederá un tiro libre indirecto al equipo adversario si un guardameta comete una de las siguientes  infracciones dentro de su propia área penalti: vuelve a tocar el balón con las manos después de haberlo puesto en juego y sin que cualquier otro jugador lo haya tocado. Se considera que el guardameta controla el balón cuando lo toca con cualquier parte de sus manos o brazos, excepto si el balón rebota accidentalmente en él, por ejemplo, después de haber efectuado una parada”. Mi duda está en lo subrayado, ya que si darle al balón con el pie es ponerlo en juego, lleva razón el árbitro, sino es así ha sido un error muy grave.

Tras esto el Real Jaén continuó intentando llegar a la meta de Adrián y tuvo claras ocasiones en remates de cabeza de Cascón, que rechazó la madera, y Juanma, que paró el meta rival. Mientras que el Betis B, combinaba bien pero no llegaba a la meta de Toni García.

En el 2º tiempo, el equipo de Manolo Herrero siguió buscando el empate y Fran Machado hizo estirarse a  Adrián. En torno a los 20 minutos hay un centro y cuando el meta Toni García salía a controlarlo, Fabios toca el balón de cabeza y hace el 0-2. Aunque el equipo blanco continuó buscando el gol, ya lo hacía con menos convicción y más cuando fue expulsado José Mari por doble amarilla. A partir de aquí, el Betis B se vio con más libertad para jugar y fue cuando hizo los primeros disparos a la meta jiennense y así llegó el tercero de Pozuelo.

Quizás el Real Jaén no fue merecedor de ganar, pero el Betis B tampoco hizo nada del otro mundo para ganar por 0-3; el empate o el 0-1 hubiese sido más justo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario