lunes, 22 de agosto de 2011

EMPATE POLÉMICO CON EL CÁDIZ

Con unos 3.000 espectadores de las gradas, de los que unos 200 eran gaditanos, el Real Jaén y el Cádiz se repartieron los puntos de una forma justa a tenor de los merecimientos de unos y otros. El Cádiz dio imagen de calidad pero también de mucho conformismo, mientras que el Real Jaén se machacó, con más o menos acierto, buscando el gol hasta el último minuto, y esto fue lo que le sirvió para quedarse con un punto que todos veíamos perdido.

El primer tiempo fue un poco de tanteo, con pocas ocasiones de gol. En este periodo el Real Jaén se defendió muy bien y no dejó resquicio al equipo gaditano para que llegase con peligro a la meta de Toni García. Al comienzo del segundo tiempo, tuvo el Real Jaén la primera ocasión en un buen tiro que paró Aulestía y en el contragolpe siguiente, hay un centro en un balón que parecía perderse por el fondo y Akinsola, en  un fallo de la defensa jiennense ya que el delantero gaditano se encontraba solo, remató a placer de cabeza e hizo el 0-1. El equipo jiennense se estiró en busca del gol, y tuvo algunas ocasiones, pero la gran ocasión y comienzo de la polémica se produjo en el minuto 19, cuando Goikoechea hace un ingenuo penalti a Quique de la Mota, lo lanza Cascón a la derecha de Aulestia y éste manda a saque de esquina. Se lanza, hay un despeje y posteriormente una falta, pero el auxiliar se quedó en su sitio y comunicó al árbitro que había habido un nuevo penalti, que, ante las protestas de los gaditanos, lanzó Quique de la Mota, al lado contrario y también paró Aulestia. El equipo jiennense no se vino abajo y continuó buscando el gol, a pesar del mazazo de desperdiciar dos penaltis. Y llegamos a cinco minutos del final, cuando hay un empujón en el área a Fabios y de nuevo el colegiado señala penalti y la expulsión de Héctor Yuste (en los primeros penaltis ya había expulsado a Baquero). Esta vez lo lanzó José Mari, a media altura y consiguió el empate. En los minutos finales, Vitu pudo conseguir el gol de la victoria, pero al final empate a uno.

José González, entrenador del Cádiz,  no se creía lo que había pasado en la Victoria, y nosotros, si somos sinceros, tampoco; si esto le hubiese pasado al Real Jaén también pondríamos el grito en el cielo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario