jueves, 6 de enero de 2011

ANÉCDOTAS VIII

Actualmente el cambio de posiciones sobre el terreno de juego suele ser muy frecuente, pero en los años 50 no lo era tanto, incluso hemos visto como la Federación exigía que cada jugador ocupase la posición que le correspondiese por su número de la camiseta; sin embargo hubo entrenadores que cambiaron a jugadores de puesto, unas veces de forma temporal, como le ocurrió a Cerrillo, cuando tuvo que actuar de extremo en algunos encuentros; lo mismo le ocurrió a Arregui, que tuvo que jugar de defensa central en un encuentro en el que el entrenador tenía muchos problemas de lesiones y sanciones; o cuando, al dársele bien cuando se iba al ataque, su entrenador decidió poner a Pedrín Cantero como delantero centro, no siendo en este caso tan efectivo como cuando jugaba en su puesto. Sin embargo, para otros jugadores, el cambio de puesto llegó a ser ya definitivo, tal como les ocurrió a los extremos Ojeda, Rebellón y Vallejo, que llegaron al equipo blanco como delanteros natos y salieron del mismo como defensas laterales. También podríamos considerarlo así, al hecho de que el jugador Unamuno, delantero centro nato, actuó de defensa en su última etapa de jugador (temporadas 50-51 y 51-52). El caso más actual corresponde a la temporada 09-10, con el canterano Javi Moyano, un extremo nato, reconvertido a defensa lateral por culpa de las lesiones.


También se han dado casos en jugadores del Real Jaén, no que han cambiado de posición sobre el campo, sino que han cambiado de profesión dentro del mundillo del fútbol. Tal es el caso del centrocampista Tomares, que, una vez retirado de su profesión futbolística, se convirtió en árbitro de fútbol, llegando a arbitrarle algunos partidos al Real Jaén, como Sr. García Gallardo del colegio extremeño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario