domingo, 16 de mayo de 2010

A LA PRIMERA, TROPIEZO. ¿ENMENDABLE?

Anoche el Real Jaén no pudo con un Palencia muy bien plantado en el campo, rocoso, que mordía en cada lance del juego y no exento de calidad; hace tiempo que no veía un equipo que fuera absolutamente por todos los balones (con pies, cabeza, codos, hombros,…o lo que hiciese falta), y enfrente un Real Jaén, mucho más blando, aunque con un jugador que pasó por encima al resto, el canterano Javi Moyano, que dio una lección, tanto en defensa como en ataque, de cómo hay que jugar un partido de esta transcendencia.

Si somos objetivos, nos podemos dar por satisfechos con el empate, aunque hubo unos minutos, los que transcurrieron del gol jiennense (de penalti marcado por Esparza) al empate palentino, que parecía que los blancos iban a comerse a sus rivales, pudiendo sentenciar el encuentro, pero un error defensivo de Castellanos, que no hizo lo más fácil, ceder el balón a su portero, hizo que el marrullero y teatral De Paula se quedara sólo ante Gerardo y después de rechazarla éste, marcase de rebote.

Si el Palencia juega en su casa como lo hizo en la Victoria, el Real Jaén tiene poco que hacer; pero el fútbol da muchas vueltas y puede ser que el equipo jiennense juegue con más tesón, más verticalidad y tenga algo de suerte, y podamos pasar la eliminatoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario