domingo, 9 de mayo de 2010

ANÉCDOTAS III

En la temporada 55-56, en el partido que enfrentaba al Real Jaén con el Tenerife, el colegiado Cerezuela expulsó por primera y única vez, en competición oficial, a todo un caballero del fútbol, Ángel Mª Arregui. Dicha expulsión fue totalmente injusta, lo que pudo suponer una alteración de orden público en el Estadio, cosa que el presidente Ramón Calatayud supo atajar. Posteriormente, el Comité de Competición no encontró motivos suficientes para suspenderle, por lo que solo le amonestó levemente.

En la misma temporada anterior y en el partido España de Tánger-Real Jaén, el jugador giennense Anchía lesionó hasta 4 jugadores tangerinos, dándose el hecho curioso de que el árbitro Gómez Contreras, en todas las ocasiones, pitó falta a favor del Real Jaén. No pensaron lo mismo los aficionados locales, que esperaron a Anchía a la salida de los vestuarios. Éste tuvo que disfrazarse y salir acompañado de un jugador local para poder escapar airoso de las iras de los aficionados.

En la temporada 57-58, última del Real Jaén en la 1ª división, se dio un hecho insólito en el encuentro que enfrentaba al Real Jaén con la R. Sociedad, en encuentro copero jugado en la Victoria, y fue la detención por la fuerza de orden público de un linier, ya que el mismo, ante las protestas del público, se dedicó a proferir insultos hacia los graderíos y 15 minutos antes de finalizar dicho encuentro se lo llevaron detenido, siendo multado con 10.000 pesetas. Posteriormente, el Comité de Competición decidió castigar al equipo blanco, cerrándole la Victoria por dos partidos oficiales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario